Trabajamos en el campo del desarrollo, motivados por el deseo de contribuir a transformar nuestro Perú en un país más justo, donde todos sus habitantes se desarrollen plenamente ejerciendo su derecho a la salud y educación como principal motor del cambio y la elevación máxima de su nivel de vida.

Nos transformamos internamente y ponemos en juego nuestras capacidades, buscando un país donde todos los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, sean escuchados, atendidos en sus necesidades e involucrados en el desarrollo. Nos mueve especialmente la urgencia de transformar las condiciones de vida de las poblaciones más vulnerables, contribuyendo, a través de la movilización social, en la transformación de sus condiciones de vida.

Creemos en una sociedad inclusiva, en la que adultos (técnicos y no técnicos), jóvenes, adolescentes, niñas y niños, sean capaces de unirse, superar las brechas intergeneracionales y trabajar a favor del cambio.

Buscamos que la sexualidad como dimensión humana y ciudadana, nos reivindique como totalidad y potencie nuestra capacidad de hacer el mundo y construir el amor.